Los beneficios de las caminatas nocturnas y el poder de reconectar con la noche.

A día de hoy en muchos lugares del planeta tenemos el privilegio de poder caminar tranquila y relajadamente durante la noche. Algo que no siempre ha sido así ya que en nuestros orígenes la noche significaba grandes peligros para la supervivencia del individuo. Poder caminar escuchando música con los auriculares, sin prestarle atención a nada en particular es algo relativamente reciente ya que no siempre fue posible, o recomendable… a día de hoy sí, y por muchos motivos. Pero en verdad son pocas las personas aficionadas a los paseos o caminatas nocturnas, las cuales aparte de ser muy beneficiosas resultan experiencias excitantes y únicas. Menorca nos ofrece un amplio abanico de rutas idóneas para este tipo de actividad que sin duda te sorprenderán.

¿Hace cuanto tiempo que no disfrutas de las sensaciones  de caminar bajo la luz de la luna? ¿Sabes que ello aparte de ser emocionante es muy saludable? Durante la noche están activos la mayoría de los animales, y hay muchas posibilidades de verlos… y también de escucharlos. ¿Sabes como suena la noche en Menorca?

Caminar es algo muy sano y reparador, mucho más si es en la naturaleza donde se reducen drásticamente tus niveles de stress. Ya decía Voltaire que «El arte de la medicina consiste en entretener al paciente mientras la naturaleza cura la enfermedad». Caminar de noche es bello y refrescante para el espíritu, te reconecta con una parte ancestral de ti cada vez más atrofiada  pero todavía necesaria para no perder nuestra biofilia y mejorar nuestra salud recuperando los estímulos naturales que nos moldearon a lo largo de nuestra historia. Exponernos a los elementos, pasar menos tiempo sentados, sintonizar nuestro reloj biológico ajustando los ritmos circadianos… vaya dejar que la naturaleza haga su trabajo.

nocturna

En las ciudades cada vez son más comunes sintomatologías como la pereza, la depresión, la ansiedad,… muchas de las cuales se pueden resumir en el llamado trastorno por déficit de naturaleza. (Muy recomendable la lectura de “El último niño de los bosques” de R. Louv). Escuchar continuamente los ruidos de las máquinas, los coches, las vibraciones y frecuencias más sutiles de todos nuestros aparatos eléctricos, el aire contaminado, las luces artificiales… son problemas que no se solucionan poniendo una fotografía de naturaleza en el salvapantallas del ordenador. No queda otra que de tanto en tanto sacudirse las capas y capas de civilización moderna que nos hemos echado encima, y que tienen un elevado coste sobre nuestra salud holística. Volver a la natura es barato y simple, ahora bien en este mundo paradójico que hemos creado lo simple ya sé que no siempre es fácil. Y a la vez estas caminatas puede que te resulten intimidadoras , por eso el equipo de Polaris Menorca te lo  pone fácil y tiene toda la logística necesaria para hacértelo asequible y seguro, lo que puede hacer que sea una experiencia sanadora y memorable en tu vida.

Cada mes ofrecemos al menos una caminata nocturna en diferentes paisajes de Menorca combinada con avistamientos astronómicos con prismáticos y láser. Son recorridos poco exigentes por senderos y caminos bien marcados donde observaremos el cielo principalmente a ojo desnudo aprovechando pequeñas paradas para hacer introducciones a las diferentes constelaciones y cuerpos celestes para disfrutar de la astronomía. La astronomía es  nuestro plato fuerte, y a la vez una cura de humildad donde lo realmente bonito es entender lo que se está viendo, saber que esa luz de las estrellas que llega a tus ojos salió de ellas hace docenas o cientos de años, quizás emitidas por estrellas que ya no están ahí!

En poco tiempo ha cambiado radicalmente la forma en la que nos relacionamos con la naturaleza, las personas apenas miran al cielo y ponen en perspectiva la verdadera dimensión del viaje que supone estar encarnados en esta bioforma humana. La solución a los problemas derivados de la desconexión de la naturalez no está precisamente en ninguna pastilla, sino en restaurar el contacto real con la naturaleza. Pasar de lo virtual a lo natural, de lo normal a lo natural… Una vez más  nos lo recuerda Richard Louv “…el futuro pertenece a aquellos con un mayor entendimiento del poder transformativo de la naturaleza. A aquellos que sean capaces de equilibrar lo virtual con lo real. A medida que nos volvemos más tecnificados, más naturaleza necesitamos”.

¿Y tú quieres mejorar tu salud y descubrir sensaciones totalmente nuevas en caminos que igual ya conoces?

Deja un comentario